2/11/08

Hamlet y la filosofia a su alrededor

Entre mis trabajos viejos, encontré este ensayo acerca de las corrientes filosóficas que giran entorno a "Hamlet" y su autor, William Shakespeare, espero que a alguien le sirva, quiza a los futuros alumnos del maestro Jose Isabel jaja.

Hamlet y la filosofía a su alrededor
Introducción
En esta obra, Shakespeare maneja algunas corrientes filosóficas como son: humanismo, idealismo, escepticismo y existencialismo; el personaje principal, el príncipe Hamlet, pasa por algunas de estas corrientes a lo largo de toda la historia.

El humanismo es un movimiento filosófico que considera como fundamento la naturaleza humana y los intereses del hombre; esta corriente es la principal base de la historia, puesto que Shakespeare, al ser uno de los exponentes del humanismo renacentista, da lugar a una historia, fruto de ese humanismo, con el que Shakespeare logra ubicar a sus personajes en lugares, momentos históricos y circunstancias precisas, con el propósito de demostrar la más exactamente posible la naturaleza humana a través de sus pasiones, virtudes, sufrimientos, sentimientos y debilidades.

El idealismo se define como una doctrina filosófica que considera la idea como principio del ser y del conocimiento. Esta actitud se puede ver claramente manifestada en el príncipe Hamlet, aunque en repetidas ocasiones quede obstaculizada por el escepticismo, que lo lleva a su tan famoso dilema: “Ser o no ser”.

Otra corriente manejada en esta obra, es el escepticismo; se define como la doctrina filosófica que afirma que la verdad no existe, o que el hombre es incapaz de conocerla en caso de que exista. Esta en conjunto con el idealismo, son las mas representativas del príncipe Hamlet, y estas al contraponerse provocan todos los problemas internos que lo llevan a actuar de determinada manera.

Por ultimo, el existencialismo, definido como la doctrina filosófica centrada en la existencia del hombre, es parte importante de la obra, y especialmente del príncipe, ya que aunque en varias partes de la obra Hamlet se presenta como idealista y/o con características escépticas, la mayor parte de tiempo se puede ver como un existencialista que al principio desea morir para evitar todos los problemas que lo rodean, pero después se da cuenta de que el mejor camino para evadirlos es fingir demencia.

Desarrollo

William Shakespeare, es considerado el mejor dramaturgo del siglo isabelino y uno de los exponentes del humanismo, por haber enriquecido el drama popular del teatro isabelino, con el humanismo renacentista, el cual logro añadir al teatro existente, temas y otros aspectos novedosos, además de que lograba una síntesis de valores populares y renacentistas, transformo el teatro medieval en obra de arte literaria y concentro la acción tanto en el espacio como en el tiempo, sustituyendo, la desmesura épica de la edad media por la concentración dramática del renacimiento.

Debido a la presencia del humanismo, en todas las tragedias de Shakespeare, el héroe sufre y experimenta una transformación profunda y muy notable a lo largo de la historia; un claro ejemplo es el caso del príncipe Hamlet, quien al final de la obra, ya no es el mismo que nos describe Ofelia en un principio, ni tampoco el que anhela la muerte y se encuentra en un tortuoso debate, sino que es un hombre que ha alcanzado la serenidad y cuya lucha interior ha terminado.

Desde el principio de la obra se ve al príncipe Hamlet como un idealista contemplativo y reflexivo bajo cualquier circunstancia, quien no hubiera evitado actuar ante ninguna situación, sin embargo, ya que el tema central de la historia es la ambigüedad de Hamlet dad por el eterno dilema entre la razón versus acción, debido a que la acción mental inhibe la acción y Hamlet dominado por su pensamiento, se vale de cualquier excusa para evitar la acción concreta de la venganza, este idealismo va desapareciendo y comienza a aparecer el escepticismo, provocando con esto que la tragedia real de Hamlet: la indecisión dada por el análisis reflexivo de los actos, opuesto, al actuar impulsivo e instantáneo, es decir, la tragedia de Hamlet gira entorno de dilema existente entre el ser o no ser, y el mas que nadie estaba conciente que el pensamiento, como forma de calcular las posibles consecuencias de nuestros actos, paraliza nuestra facultad de acción, y ya que Hamlet no es un hombre de acción y siempre esta viendo el Pro y contra de todas las posibles acciones, no esta seguro de nada y duda de todo; esto se ve claramente cuando el fantasma de su padre le revela los detalles de su asesinato y le pide venganza, y Hamlet en ese momento no parece dudar, pero en la medida que los acontecimientos se van dando, si lo hace: “El espíritu que he visto puede ser el demonio, pues el demonio tiene poderes para asumir un forma grata”; y así, entre otras cosas, se exhorta a si mismo a ser un poco mas cauteloso, lo cual esta bien, sin embargo, después de haber sido representado el drama teatral para tener pruebas concretas de la culpabilidad de su tío, no actúa con el valor propio de un hombre de acción: “Yo podría hacerlo ya fácilmente; ahora que esta rezando. Y ahora lo haré. Pero si va al cielo ¿quedo así vengado? Esto habría que pensarlo.” (Acto III, escena III)

En una buena parte de la obra se muestra al príncipe Hamlet como idealista, después desaparece un poco esta idea con el escepticismo, y poco después aparece el existencialismo. Al morir el rey, el joven Hamlet de solo 15 años, se encuentra inmerso en una depresión provocada por la perdida de su padre y por el desencanto que le produce ver la forma de actuar de su madre, y solo desea morir, pues además se siente incomprendido frente al mundo adulto y en general frente a las sociedad, y surge en el, la duda existencialista del “Ser o no ser” y el no encontrar sentido a la existencia, lo que lo lleva a cuestionar el valor de la vida: “[…]ya sea mas noble para la mente sufrir la hondas y los dardos de la tirana fortuna, o tomar las armas contra un mar de dificultades, y, haciéndolas frente, destruirlas. ¡Morir! ¡Dormir, no más! Y con ese sueño, damos termino a todos los pesares del corazón y a los mil sacudimientos a que esta sujeta la carne. ¡Debiéramos desear ansiosamente este fin! ¡Morir, dormir! […]”; pero finalmente, no es capaz de enfrentar la situación final por el miedo que produce el mas allá, “Si la vida es difícil, por todo lo podrido que hay en ella, mas aun es tomar decisión por mano propia y enfrentarse a un destino desconocido”.
Según Hamlet, es por esto que el ser humano soporta todo, el dolor, la injusticia, el amor no correspondido, la indignidad, etc.; por la inexactitud de lo que se nos presentara mas allá. Por esta razón, Hamlet deja a untado sus deseos de muerte y decide mejor fingir demencia.

Conclusión

En conclusión, se puede establecer que la posición filosófica de Shakespeare es el humanismo, lo cual queda muy claro en esta obra (Hamlet) y en la gran mayoría de las que realizo.

En cuanto al príncipe Hamlet, personaje principal en esta historia, se puede deducir que su posición filosófica es variada pues a veces se comporta como idealista, otras veces se contradice con una posición escéptica, y muchas otras veces su forma de pensar es un tanto existencialista.



Para despedirme, dejare este buen video :)....

5 comentarios:

Laura dijo...

muy interesante, justamente estaba buscando este tema para redactar una pregunta de exámen que vale un punto!
Muchísimas gracias :D

MajoGiraldo dijo...

Está genial! Muchas gracias! Y me encanta la canción..! :)

Natasha X dijo...

Muchas gracias!! :D
Me sirvió para la escuela XD

Shanty Q dijo...

Que bueno que les ha servido! ... a mi me fue muy bien en mi clase de filosofia n.n

Oliver Castro dijo...

Felicidades por tu trabajo, pero ojo que Hamlet no tenía 15 años si no mas bien 30 años.